Sail Castillo Ramos

Nací en Villa María del Triunfo, un distrito de Lima, la capital de Perú, donde he pasado los mejores años de mi juventud, donde se fue formando sin saberlo, la pasión por adquirir y compartir conocimiento, aprender mirando y haciendo, experimentar, crear…

Hace algunos años llegue a Valdemoro, un hermoso pueblo de Madrid, me enfrentaba a una nueva experiencia y decidí disfrutarla como las vacaciones que nunca tuve…

Para conocer personas y sus necesidades, participe de un “Taller de Empleo” donde a los participantes (personas entre los 25 y 40 años) les enseñaban a preparar Currículos, como presentarse en una entrevista de trabajo, realizaban llamadas telefónicas diarias para concertar citas, buscaban diariamente ofertas de empleo, etc.

Cuando alguna vez pregunte ¿Si tuvieras la oportunidad de iniciar un negocio que harías? Las respuestas fueron sorprendentes, la mayoría de ellos tenían ideas fantásticas de Negocios que realizar, pero aun así continuaban día a día haciendo lo mismo, buscando un “empleo seguro”.

¿Qué es lo que hacía que personas con ideas fantásticas postergaran sus sueños?

La mayoría de los justificantes para no realizar sus sueños eran:

Iniciar un Negocio es muy Costoso.
Lleva demasiado tiempo implementar un Negocio.
El local, el pago de servicios, los empleados, es demasiado caro.
¿Es esto totalmente cierto?
¿Acaso Internet no fue la solución para estos problemas hace muchos años atrás?
¿Será que nuestros frustrados emprendedores no cuentan con el conocimiento adecuado?

Poco tiempo después inicie un Curso de Formación en Administración de Sistemas, esta vez mi entorno era distinto, jóvenes (entre los 17 y 30 años) con el interés de aprender, muchos de ellos con conocimientos previos de informática, la experiencia fue fantástica, había un intercambio constante de información y conocimiento, pero al final era lo mismo, la mayoría de ellos también buscaban un “empleo seguro”.

Ante la propuesta de iniciar un Negocio Propio, los justificantes eran:

Iniciar un Negocio es muy Costoso.
Lleva demasiado tiempo implementar un Negocio.
Aun soy joven, tal vez más adelante.
Yo me busco un curro (trabajo) en una gran empresa, para que más.
¿Es la edad algún factor negativo para iniciar un Negocio?
¿Es acaso la única meta de toda persona encontrar un “empleo seguro”?

¿Qué pasaría?, si a nuestros frustrados emprendedores les diéramos el conocimiento y las herramientas para poder desarrollar esas fantásticas ideas, con bajos costos de inicio, reducidos tiempos de implementación, sin la necesidad inicial de locales, pagos de servicios, empleados y otras cosas que encarecen el emprendimiento.

¿Qué pasaría?, si nuestros emprendedores utilizaran Internet y todas sus Herramientas para Desarrollar sus Negocios. Cuantos de ellos estarían dispuestos a pagar el precio de su éxito…

Es hora de agradecer…

Creo que todos nosotros en algún momento de nuestras vidas hemos recibido algún tipo de ayuda incondicional, sin que nos pidiesen nada a cambio… familiares, amigos y hasta personas que nunca habías conocido… Yo en lo personal tengo mucho que agradecer… Hace muchos años atrás tuve un amigo (ya no se encuentra con nosotros) Juan Carlos Lagos y hablábamos siempre de esto… Esta es mi forma de agradecer por todo aquello que he recibido…