EDITORIAL

12 OCTUBRE. AMÉRICA “UN CONTINENTE DE CONCIENCIA SALVAJE”

12 OCTUBRE. AMÉRICA “UN CONTINENTE DE CONCIENCIA SALVAJE”

POR MAGGIE CRUZ. Cada 12 de octubre se conmemora el día Nacional de España o el día de la Hispanidad; pero esta fecha fue conocida también como el día de la Raza y aunque hay países como México que aún usan este apelativo, otros han cambiado la denominación. En Argentina es el Día de la Diversidad Cultural Americana, en Chile se denomina Día del Descubrimiento de Dos Mundos, en Costa Rica es el Día de las Culturas; en Uruguay, Día de las Américas, en algunas ciudades de Estados Unidos ya no es Columbus Day sino el Día de los Pueblos Indígenas, en Venezuela Día de la Resistencia Indígena y en Ecuador el Día de la Interculturalidad.

Pero qué sucedió aquel 12 de octubre de 1492 en AMÉRICA…. “ese CONTINENTE DE CONCIENCIA SALVAJE”?

De la conquista de América se ha hablado mucho en innumerables y extraordinarias obras que al leerlas, a los nativos de estas tierras, siempre nos dejan un sabor agridulce porque se han maquillado, cercenado, inventado, creado historias sobre lo que sucedió a partir de 1492, en pleno siglo XV, sino que venga Dios y lo vea o que venga Colón que lo mismo da, porque de todos es sabido que como dioses fueron vistos los españoles por los indígenas -mal llamados indios- de nuestros pueblos a quienes descubrieron -mal empleado el verbo- porque se descubre lo que no existe no lo que está allí y de pura casualidad se tropieza con ello.

Resulta que al parecer América (que además se llama así por Américo Vespucio, un cosmógrafo que llegó después de Colón) se les cruzó en medio de la expedición que tenía como destino la India, allá iba Colón y murió incluso creyendo que había llegado a Asia. Es más, el pobre navegante italiano se murió sin saber que su errónea pero gran hazaña terminaría siendo la que robustecería la que encima no era su corona, la española. “…Bien pagá” se debió sentir Isabel la Católica quien fue la única que financió esta odisea hasta con unos cuantos presidiarios que a estar encerrados mejor morir haciendo algo de provecho y de los que sobrevivieron ya ni les cuento.

Bueno, el hecho es que Colón a lo Miguel de Molina le diría a la reina “na´te debo…te lo he pagao con oro…” y es que de tanto amarillo que vieron los colonizadores terminaron enfermando de lo que luego Eduardo Galeano diagnosticaría como la fiebre del oro y la plata. La epidemia se extendió por toda Europa contagiando a españoles, franceses, ingleses, holandeses y portugueses que alucinaban con la búsqueda de la Ciudad Dorada, el Templo del Sol, el gran Potosí cuyo Cerro Rico, una montaña llena de plata, fue tan explotada que entre su producción y el de las minas de oro de México -dicen los estudios- sumaban el 99% de las exportaciones de minerales destinadas a la Corona del siglo XVIII. Eh ahí una españolada “vales un potosí”.

Una fazaña tan quijotesca que como diría el mesmo Cervantes, (que vivió en esa época y en ese lenguaje sería contado) adarva las entendederas, porque bien podríamos resumir un párrafo de la Conquista usando una de las anécdotas del Quijote cuando al ver los molinos decía a Sancho que les iba a hacer batalla y “quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer: que esta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra”.

Han pasado 4 siglos de aquella hazaña desde cuando un tal Rodrigo de Triana gritaba “tierra” hasta cuando distintos líderes aborígenes gritaron “es nuestra” y empezaron a luchar por este Continente de conciencia salvaje (a lo café Guancasco). Estados unidos fue el primero en independizarse del Reino Unido en 1776, luego en el siglo XVIII vendría una cadena de batallas por la descolonización encabezadas por Haití y de la mano del Toussaint-Louverture, quien no solo consiguió independizarse de Francia en 1804 sino que además sentó las bases para la total erradicación de la esclavitud en este país…y es que a falta de indígenas (exterminados en esos enfrentamientos), buenos eran negros (arrancados de África).

Paraguay fue el primero del Sur en conseguir su independencia de España en 1811. Desde entonces, los países se fueron conformando como naciones hasta llegar a lo que hoy somos: países-naciones seudo-independientes porque ahora el yugo viene del norte, pero como los tiempos ya no están para hablar de colonias preferimos hablar de modelos o de potencias en vez de Imperios.

No obstante, la conquista sí que trajo también cosas buenas pero para contar eso ya están los colonizadores.

——————————-

Puedes escuchar el texto más la campaña “Descolonización: 12 de Octubre – nada que celebrar” actividad promovida por varios organismos en España 2017 en SECCIONES. APUNTE DEL LUNES

hoyenlace

octubre 15th, 2018

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *